1975: Echeverría y el antisemitismo.

Esta semana, viendo publicaciones en Facebook, me salió un articulo compartido por Leonard Tsunemoto, a quien le mando un máximo saludo, del periódico izquierdista comunista “El Machete”, afiliado al Partido Comunista Mexicano, si usted no lo conoce, honestamente no se pierde de mucho. Este artículo me llamó la atención porque la izquierda mexicana, lo que sea que esto signifique, e incluso los comunistas de 5 pesos en México, usualmente no es antisemitas sino todo lo contrario (saludos a los “social demócratas“), a pesar de las claras posturas de Marx sobre los judíos. En su ensayo “sobre la cuestión judía” encontramos citas tales como: « ¿Cuál es el fundamento secular del judaísmo? La necesidad práctica, el interés egoísta. ¿Cuál es el culto secular practicado por el judío? La usura. ¿Cuál es su Dios secular? El dinero » y « el dinero es el celoso dios de Israel, ante el que no puede legítimamente prevalecer ningún otro Dios » por mencionar algunas. [1]

El artículo lleva por nombre “Los Estados burgueses en Israel y México, socios en la opresión de los pueblos”, [2] y lo primero que pensé fue ¡bravo!, ya era hora de que los (((comunistas))) le entraran abiertamente al antisemitismo. Tal vez estarían hablando de como una etnia con menos de 60,000 individuos en todo el país se encuentra involucrado en todas las altas esferas de gobierno, las más grandes empresas, los círculos intelectuales, y en las comunidades (((artísticas))). Sobre su sobrerrepresentación gubernamental increíble considerando que sus números son equiparables con la población de muchos municipios bananeros del estado de Oaxaca, y menores por algunos miles a la cantidad de miembros, por ejemplo, de la etnia rarámuri, o menos de la mitad de la población purépecha. Tampoco hablaron de los criminales políticos y por qué escapan a países como (((España))), o a Israel donde no se tienen tratados de extradición, y se tienen que hacer tratos con ellos para que entreguen a un integrante de su pueblo “elegido”, siempre y cuando se esté en más que buenos términos con el estado ilegitimo de Israel. Menos aún hablaron de las reuniones constantes que han tenido todos los gobiernos mexicanos con grupos y asociaciones judías tanto mexicanas como extranjeras, y su capacidad para alterar las decisiones y posturas políticas a nivel federal. El actual presidente no es la excepción y su gabinete se encuentra actualmente repleto de judíos, abiertamente declarados, muchos en secreto, y un montón más de aliados y apologistas, cuyos nombres no vale la pena mencionar por ser desperdicios genéticos y políticos del más bajo nivel, por cierto saludos a la jefa de gobierno de la ciudad de México y posible futura presidenta.

Al contrario de todos los ejemplos mencionados, dedican algunos párrafos a llorar sobre la así llamada “burguesía agroindustrial”, a criticar el uso de tecnología moderadamente reciente en el cultivo de alimentos como una actitud judía, sobre como esto está condenando a los indígenas y campesinos a ser esclavos de la burguesía agrojudia, a convertirse en un proletariado agrícola. Mencionan la agenda para aumentar la cuota de explotación y el desarrollo capitalista en el sur-sureste de México, Honduras, El Salvador y Guatemala, extinguiendo así las prácticas y conocimientos ancestrales, lo que sea que esto signifique, de las comunidades indígenas locales, como la agricultura itinerante o indígena de montaña.
En vez de dedicar algunos minutos de mi tiempo, y del suyo, querido podcast escucha, en hablar de este tema, voy a asumir que usted tiene un IQ superior a los 60 puntos, y que no es necesario explicar como en estados con una bajísima intervención estatal en temas agrícolas, excepto claro la repartición de tierras a colectivos ejidales, bajo la consigna autista de Zapata de « la tierra es de quien la trabaja »; la repartición de semillas, plantas para el cultivo, y herramientas; y la compra de cultivos con los así llamados precios de garantía, no han logrado salir de la miseria extrema aun contando con todos los “conocimientos ancestrales” de las tribus divinas y celestiales precolombinas.
Sin embargo, en el cuerpo del artículo, tal vez por coincidencia, bien dicen que un reloj roto da la hora correcta dos veces al día, tiran algunas verdades a medias sobre la relación de complicidad México-Israel (asumiendo que la complicidad no beneficia exclusivamente a Israel), así como de la postura de México respecto a las violaciones de los derechos humanos del pueblo palestino. Citando el artículo « A través del gobierno obradorista y su aparato de relaciones exteriores se han tergiversado los hechos y sin titubeos, con las dotes de la demagogia, se han colocado del lado de su socio, el Estado de Israel. Al crimen y al exterminio le han llamado elegantemente confrontación », sin embargo, la postura de México, aun siendo tibia, fue lo suficientemente atrevida para provocar la ira de Israel.

En una crónica rápida, el 26 de enero, México condena los ataques israelitas en la zona de gaza en contra del pueblo palestino, [3] en ese mismo mes, Israel ignora la solicitud del gobierno mexicano de extraditar al exfuncionario público Tomas Zerón por su posible responsabilidad en el caso Ayotzinapa (y curiosamente no por ser quien autorizó la compra de sistemas de vigilancia, entre ellos Pegasus, por decenas de millones de dólares a empresas israelítas). [4]
El 15 de mayo, el embajador de Israel en México le exige al presidente por medio de dos tweets, el primero desde su cuenta personal y el segundo desde la cuenta de la embajada de Israel en México que condene los ataques palestinos a Israel, [5] en ese mismo mes ante la falta de respuesta del gobierno mexicano, Israel continúa ignorando la petición de extradición de Zerón, y ahora incluye también a Andres Roemer. [6]
El 31 de mayo, el gobierno israelí hace pública su inconformidad por la votación de México a favor de investigar los probables crímenes de guerra cometidos por Israel en la franja de Gaza. El embajador mexicano en Tel Aviv es convocado para dar explicaciones. [7]
El 22 de junio, Israel mantiene su política de ignorar las solicitudes de México, y AMLO declara en la mañanera «Ojalá que el gobierno de Israel actúe con respeto a los derechos humanos, porque a Zerón se le busca por haber cometido hechos de tortura», [8] este comentario sale a partir de un articulo publicado en el New York Times con información filtrada de oficiales de alto rango en el gobierno israelí, donde declaraban « Israel no tiene interés en cumplir con las peticiones hechas por el gobierno mexicano después de sus acciones hostiles en contra de Israel ante la ONU… Tal vez la petición de asilo de Zerón sea válida. Tal y como México está castigando a Israel por crímenes que no cometió, es posible que esté persiguiendo a Zerón por razones políticas ». [9]
Nuevamente un político judío de alto nivel, utilizando la ley de retorno, sale impune gracias a sus vínculos a poderosas empresas israelís, no hay nada nuevo bajo el sol.

Volviendo al tema principal, después de esta larga tangente, el articulista del periódico “El Machete” señala que el gobierno de México tergiversó los hechos para mantenerse de lado de Israel, y sí bien en el fondo eso es cierto, por la relación de complicidad entre México-Israel, donde Israel sabe todo lo que hacemos y maneja toda nuestra economía, mientras nosotros les damos todo lo que pidan para que no desmadren al país. Y la razón es muy simple, los países desestabilizados no dejan tanto dinero, es una obviedad, hasta biológica, que una relación parasítica el parásito necesita a un huésped. El parásito quiere al huésped sano para poder chupar más y mejor sangre, pero no tan sano como para que se cure.

Sin embargo hubo una ocasión en la que a Israel le valió completamente verga esta relación no simbiótica, y aplicó un boicot “turístico” a México, cuando en la realidad se trataba de un boicot económico extendido, surgido a partir de unas decisiones crípticas a finales de la administración de Luis Echeverría. [10]
Para entrar en contexto, en la década de 1970 fracasan los intentos de expulsar o suspender a Israel de la ONU por parte del bloque árabe-sovietico. En 1975 en vísperas del año de la mujer, México se desempeñaba como host de la Conferencia Internacional de la Mujer de las Naciones Unidas, donde se discutían las posibles soluciones a los problemas que aquejan a las mujeres en todo el mundo. En general, los asistentes a la conferencia eran mujeres civiles sin experiencia en la política, con la intensión de escuchar las opiniones de ciudadanos reales de sus respectivos países, sin embargo algunos países con agendas políticas muy definidas, enviaron representantes con experiencia. Entre ellos se encontraba Iraq, que contactando a los representantes de Panamá, y haciendo símiles entre el expansionismo Israelí, el apartheid en Sudáfrica, y el sistema de Gold roll/Silver roll de Panamá, invitaron a la delegación panameña a copatrocinar la resolución que declaraba al sionismo como una forma de racismo. Un hecho histórico, que fue recibido en la conferencia con amenazas de los representantes israelís. [11]         
En esa ocasión, México buscando ser congruente al ser el host de la conferencia y al llevar su nombre dicha resolución, expresó su voto a favor.

Meses después, tomando como antecedente esta resolución, se votó en la tercera comisión de la ONU, y después se ratificó en la asamblea general. En la primera ocasión fueron 70 votos a favor, 29 en contra, 27 abstenciones y 16 delegaciones ausentes; en la segunda 72 votos a favor, 35 en contra y 32 abstenciones. México votó a favor en ambas ocasiones por “ instrucciones presidenciales”.

Esta resolución sin ninguna verdadera repercusión legal, dada en un organismo ilegítimo y sionista como la ONU, fue suficiente para ganarle a México la enemistad del estado de Israel. Al día siguiente del voto, judíos alrededor del mundo ostentaban orgullosos y descaradamente botones que decían “soy sionista”, y las manifestaciones en (((Estados Unidos))) no se hicieron esperar. Al día siguiente el jefe de la delegación de Estados Unidos en la ONU hizo la siguiente declaración en televisión pública « los países que votaron a favor sufrirán por ello ». Esta postura era por lo menos en la apariencia pública diametralmente opuesta a la del Secretario de Estado Henry Kissinger que había declarado « los Estados Unidos no haremos caso a este voto, no le daremos atención, y la ONU se dañará a sí misma si sigue por este camino », en pocas palabras como dicen los americanos « fuck around and find out ». Sin embargo la postura no oficial, debido a la presión de los judioides particulares, fue la de apoyar un boicot que en ese momento se encontraba fraguando en la mente de miles de mercantes felices. Como era de esperarse los (((intelectuales))) a lo largo del mundo, asumiendo que el mundo es únicamente Estados Unidos y Europa, se declararon en contra de este voto, a pesar de ser en intención antirracista.

Algunos días después, el presidente Luis Echeverría, en una conferencia de prensa proclamó « México no es antisemita, de hecho, los judíos siempre han vivido aquí en paz, lo que Israel tiene que dejar en claro es que el sionismo no es expansionismo dirigido contra sus vecinos. Cuando se haga esto, el gobierno modificará su actitud en el tema ».
Este discurso formaría parte de una serie de declaraciones públicas que progresivamente se volverían más apologéticas de los crímenes de guerra de la joyería internacional.

Durante ese mismo año, Israel experimentaba de primera mano un boicot árabe, boicot, bloqueo, embargo, como quiera decirle usted izquierdista procubano pendejo, que lo aislaba económicamente de la comunidad internacional. Viendo la gran preocupación, y la cantidad de recursos económicos y humanos desplegados para tratar de combatirlo, Israel tuvo una genial idea « estaría mamalón hacerle esto a un país tercermundista de mierda como es México ».

El boicot económico a México sucedía en dos frentes; por el lado del gobierno una nueva declaración de Kissinger algunos días después de su última declaración: « Vamos a tener que considerar los votos de forma individual antes decidir qué acciones específicas tomaremos hacia varios países »; por el lado “social”, la maquinaria propagandística judía, ya famosa para esa época, utilizaba cartas de niños, viejitos llorando, marchas, alusiones al (h)olocoon , discursos que relacionaban el antisionismo como antiamericanismo, entre otras tácticas ya por muchos conocidas. Los apologistas judíos mexico-americanos que condenaban la decisión de México, diciendo « es lamentable que México, país al que nos unían lazos de amistad y cariño, haya votado de esta manera », no se hicieron esperar. Redoble de tambores, cae el telón, todos lloran por el sufrimiento judío.

Publicaciones en los principales periódicos del país, incluido el (((New York Times))) exhortaban a toda la “gente buena” de Estados Unidos a boicotear a México turística y económicamente. Para 1975 los judíos ya no solamente eran capaces de utilizar sus contactos personales para influenciar al gobierno de Estados Unidos, sino que ahora contaban además con organizaciones nacionales, en pocas palabras conglomerados judíos que ya no necesitaban arriesgar su credibilidad personal, la mayoría de las veces, para influenciar las decisiones del gobierno.
Sería interminable mencionar todas las organizaciones públicas y privadas, así como las grandes empresas y corporativos involucrados en el complot debido a sus liderazgos judíos. Al final del día, en este boicot, solicitado por Israel, ejecutado por la joyería internacional, respaldado y protegido por el gobierno de Estados Unidos nadie nunca tendría que hacerse responsable, para ellos no había nada que perder, pero sí mucho que ganar: la completa y eterna obediencia del gobierno mexicano, la cual prevalece hasta nuestros días.

Una de las muchas tácticas que utilizaron los judíos a nivel “social” fue la de repartir tarjetas que por un lado tenían las fechas de los días festivos judíos de 1975 hasta 1977, y por el otro una lista de países que votaron a favor de la definición del sionismo como una forma de racismo, en ella también se encontraba la leyenda « Guarda esta tarjeta contigo, te recordará quienes son tus amigos », aunque sabemos que para los apátridas de los judíos, no existen amigos, solo esclavos obedientes y desobedientes.
A pesar de haber sido 72 países los que votaron a favor de esta resolución de la ONU, y a pesar de las declaraciones de Estados Unidos de no ser un boicot exclusivo para México, los efectos de aquella declaración de « los países que votaron a favor sufrirán las consecuencias » sólo se sintieron en México. Tal vez porque el mandatario en ese momento, así como su antecesor, habiendo pecado de basados, como dice la chaviza, en la matanza de Tlatelolco, y el Halconazo, además de encontrarse alegadamente en la nómina de la CIA [12] tenían mucha cola que pisarles, sin embargo eso no detuvo al presidente Luis Echeverría de tener una postura críptica, y me atrevería a decir que hasta en algunos momentos basada.

A raíz del boicot comercial, el gobierno de México y sus muchas dependencias se dedicaron en los días posteriores a besar culos judíos rogando por su perdón:

Primero el expresidente (((Miguel Alemán))) [13] como presidente del Consejo Nacional de Turismo, invita a miembros de la comunidad judía en México a su casa a platicar del tema, y después realiza una gira en Estados Unidos para “tratar de reparar el daño causado por el voto”.

En estas reuniones, el expresidente trató de pasarle la bolita, como se dice coloquialmente al presidente en turno Luis Echeverría, justificando el voto como “unilateral”, diciendo que él « defendía la causa judía en los círculos internos del gobierno », y les recordó que México abrió sus puertas a un gran número de refugiados judíos del nazismo, en la época de Lázaro Cárdenas, dicha declaración no fue bien vista por los miembros de la comunidad.
La presión judía llevó al país a organizar una reunión de judíos americanos con el presidente en turno, para discutir el problema directamente con Echeverría, dicho sea de paso, los judíos únicamente aceptaron bajo la promesa de que en esta junta se harían declaraciones positivas sobre el tema del sionismo.

Paralelamente al besamiento de culos de Miguel Alemán en Estados Unidos, el presidente Echeverría se preparaba para besar culos judíos ahora al interior de la residencia oficial de Los Pinos, donde en un desayuno pedía la intervención de los judíos mexicanos con sus pares americanos, esperando que estos se tocasen su inexistente corazón con su propia gente, ofreciendo también como moneda de cambio la siguiente presidencia del país con la consigna « no quiero heredar a mi sucesor un problema más ». 
Las expectativas de la reunión organizada por Miguel Alemán de los judíos americanos, según cuenta un cable enviado por el Embajador de Estados Unidos en México Joseph John Jova, a Washington eran que « Echeverría les haría la barba, con el estilo al que nos hemos acostumbrado tanto en los últimos años, profesando apoyo constante para la supervivencia de Israel, prometiendo plena libertad racial religiosa para los judíos en México, y protestando que la búsqueda de México por una mayor justicia económica internacional lo obligó a alinearse con algunos personajes indeseables del tercer mundo en el afán de moderar su comportamiento ».

En el desayuno principalmente se discutieron dos temas, las razones del voto antisionista, y la presión en contra de la apertura de una oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en México, donde efectivamente Echeverría cumplió las expectativas de Jova.
Fueron más de dos horas de besamiento de culos, para establecer la lealtad de México a Israel. Al preguntar sobre las razones del voto se dijo « Sentimos que la resolución de la ONU abre la puerta a un nuevo antisemitismo, legitimando una persecución innombrable apenas tres décadas después del horrible (h)olocoon de la última guerra mundial », porque como ya sabemos nunca es mal momento traer a la vaca a la que nunca se le acaba la leche.

En una reunión unos días después, entre Echeverría y Jova donde el presidente se “medio disculpó” por el voto antisionista, prometió que en las votaciones a futuro promovidas por el bloque árabe-soviético México se abstendría o incluso votaría en contra. En un movimiento de ajedrez en 7 dimensiones, Echeverría haría exactamente lo contrario 10 días después de su promesa.

El 5 de diciembre de 1975, México ratifica su votación antisionista ante el Tercer Comité de la ONU, lo cual contradecía la promesa de Miguel Alemán y Luis Echeverría respecto a la postura del gobierno mexicano en las siguientes votaciones, dicha acción enfureció nuevamente a los judíos americanos así como al estado ilegítimo de Israel.  En un acto de basadísmo críptico, Echeverría invita a un grupo de líderes judíos a comer con él en Los Pinos, invitación que fue rechazada por temor a que les vieran nuevamente la cara de pendejos, sin embargo, el presidente Echeverría se comprometió a dar una declaración importante, bajo la condición de que estuvieran los representantes judíos presentes.
El 11 de diciembre de 1975 acceden a reunirse con el presidente en turno. Durante esa visita Echeverría pronunció un discurso críptico de una hora cuarenta y cinco minutos, donde pasaba de posturas antisemitas a posturas prosemitas cada tantos minutos, y hacía hincapié en el hecho de que “muchos de sus mejores amigos eran judíos distinguidos en México”. « No somos antisionistas, entendemos a Israel como el hogar tradicional e histórico de los judíos, lo consideramos profundamente honorable; que ha sido un pilar de salvación y un camino para la supervivencia del pueblo judío », decía Echeverría, a pesar de las contradicciones en el discurso del presidente, era claro que toda esa situación, de humillarse ante particulares, era única, es la primera vez que un grupo de ciudadanos estadounidenses de fe judía, ras invitado a reunirse con el presidente de una república “soberana” para discutir un asunto de política exterior y para obtener un cambio en la posición declarada públicamente por esa república.

Terminada la conferencia de prensa tras la comida que incluyó una dieta kosher y vino israelí, la embajada de Estados Unidos recibió una llamada de los judíos presentes en la reunión « Una semana extraordinaria. El gobierno hizo todo lo posible, hasta casi humillarse, para transmitir su mensaje. Ya habíamos rechazados dos invitaciones previas, y solamente aceptamos la tercera a causa de la insistencia con la que se hizo ».

El 15 de diciembre, nuevamente en un acto de basadísmo críptico, y a pesar de sus promesas y compromisos con las delegaciones judías en la previa visita a México, se volvió a votar ahora en la asamblea general de la ONU a favor de la declaración México (la resolución antisionista llevaba ese nombre por haberse originado en la Conferencia Internacional de la Mujer en México), a pesar de tener la opción de votar a favor de la declaración México y en contra o abstenerse de las cláusulas antisionistas. En esta ocasión el voto aplastante en contra del sionismo fue de 83 países, aquí valdría la pena preguntarse, ¿sería esto una reacción del bloque tercermundista, soviético y árabe producto del boicot de facto contra México, y en el discurso contra los otros países por la anterior votación?  
Antes del voto el 15 de diciembre, la delegada de México ante la ONU, leyó una aclaración respecto al voto « Si entendemos por sionismo la realización de las aspiraciones nacionales legítimas del pueblo judío dentro del marco de la Carta de Naciones Unidas, nuestro voto no debe interpretarse en forma alguna como una aceptación de la equiparación que pretende hacerse en los párrafos 24 y 26 ante el sionismo y otra políticas que, como el colonialismo o el apartheid, México ha condenado siempre », esta declaración condicional de “si entendemos”, implicando la existencia de un sionismo que México sí condenaría, levantó pasiones entre la joyería internacional, y culminó casi en la pérdida del empleo de la delegada mexicana, como un sacrificio a los nunca benevolentes dioses judíos.
Nuevamente los judíos asistentes al debate de la ONU como observadores acusaron a México de haberlos engañado, abandonando la sala aturdidos y furiosos. En declaraciones públicas, los líderes judíos calificaron el voto mexicano como una traición.
Ese mismo día el expresidente Miguel Alemán le reclamó a gritos su voto, diciéndole que tenían que cambiar de actitud o habría graves consecuencias para México. Después de haber aligerado la presión del boicot económico a México, esta decisión enfureció a los judíos americanos, los cuales haciendo uso de su maquinaria propagandística volvían a encender el discurso antimexicano, con sus medios de comunicación publicando “Vuelve el boicot a México” en letras grandes en primera plana de los principales periódicos.

Una vez más México tuvo que besar culos sionistas. En esta ocasión justo después de la ratificación del voto en la asamblea general de la ONU, donde nuevamente el expresidente y besa culos profesional Miguel Alemán, acompañado de Miguel Guajardo, también del Consejo Nacional de Turismo, vuelven a visitar Nueva York el 18 de diciembre de 1975, asegurando que el condicional de su explicación respecto a la postura mexicana sobre el sionismo había sido de la autoría de la delegada de México en la ONU.
Los judíos exigieron dos cosas para “sentirse más tranquilos”: Una carta del presidente Echeverría entregando por escrito los compromisos que había hecho con ellos en la anterior visita, y el despido de la delegada, como una señal de desaprobación de sus comentarios.
El 24 de diciembre, en plena nochebuena, Miguel Guajardo viajó a Nueva York, cede central de la joyería norteamericana, a entregar personalmente la transcripción de los discursos del presidente Echeverría, así como una carta anexa por parte del presidente, según se habían comprometido con anterioridad.

Paralelo a la tercera ratificación del voto mexicano ante la ONU, el canciller Emilio Rabasa, secretario de relaciones exteriores, por cierto, de ascendencia judía, en una visita a Israel, por una parte para asistir a la Conferencia Mundial de Solidaridad Judía en Jerusalén (a pesar de ser ambos conceptos mutuamente exclusivos), y por otra parte para rogar por el perdón de los altos mandos de Israel, así como de todos los judíos americanos presentes en la conferencia.
De esta visita de Rabasa al estado ilegitimo de Israel son rescatables dos declaraciones:
La primera enfrente de la tumba del creador del movimiento sionista Theodor Herzl « No hay discriminación en Sión, y donde no hay discriminación, no puede existir un Estado racista, hemos presenciado tolerancia absoluta en este país ». 
La segunda fue una declaración contradictoria al propósito público de la visita, « el malentendido ha sido finalmente olvidado y perdonado », dijo Rabasa, a pesar de haber declarado públicamente que la visita no era para pedir perdón, todo este espectáculo humillante inició el proceso para detener el boicot económico a México, o eso es lo que se pensaba.
Sin embargo, el 16 de diciembre, regresando de Israel, Rabasa se reúsa a seguir las instrucciones del presidente respecto a las declaraciones a dar al descender del avión, la nota del presidente decía « Tengo entendido que ha habido aquí algunas afirmaciones de un grupo de desorientados. No pedí perdón, ni la política exterior de México pide perdón. El voto de México fue correcto », esta postura le costó su empleo como canciller, pero le ganó el “respeto” de los judíos, al final de cuentas era de su propia gente, a tal grado que el secretario de Estado Kissinger le envió un cable, entregado personalmente por Jova, donde decía « me he beneficiado mucho de nuestras reuniones, extrañaré su tenacidad diplomática y sabio consejo, y siempre lo consideraré un amigo cercano ».

En el discurso, el boicot terminó de manera oficial en febrero de 1976, pero el impacto económico real perduró por años.
Entre las apologías judías en años posteriores podemos encontrar patéticas excusas plagadas de mentiras como:
« Israel intentó detener el boicot, pero no contó con los medios para conseguirlo ».
« El boicot no fue organizado, ni resultado de la iniciativa de las organizaciones judías estadounidenses, sino algo que sucedió de manera espontánea en los corazones de los ciudadanos judíos y no judíos de Estados Unidos ».
Si algo podemos aprender de esta lamentable muestra de servilismo y abyección es que los judíos e Israel nunca han hecho nada malo, y nunca podrían hacerlo, su único pecado además de haber matado a Jesús es el ser perfectos y debemos buscar activamente humillarnos cada día para evitar un nuevo (h)olocoon.
Parafraseando a un judío famoso mexicano « 1975 fue un día soleado ».

[1] Sobre la cuestión judía. https://www.uv.es/~ivorra/Historia/SXIX/CuestionJudia.html
[2] Los Estados burgueses en Israel y México, socios en la opresión y explotación de los pueblos. https://elmachete.mx/index.php/2021/07/22/los-estados-burgueses-en-israel-y-mexico-socios-en-la-opresion-y-explotacion-de-los-pueblos/
[3] México pide al Consejo de Seguridad de la ONU un Estado Viable para Palestina. https://www.swissinfo.ch/spa/méxico-onu_méxico-pide-al-consejo-de-seguridad-de-la-onu-un-estado-viable-para-palestina/46320694
[4] México pelea extradición desde Israel del jefe de policía del caso Ayotzinapa. https://www.efe.com/efe/usa/mexico/mexico-pelea-extradicion-desde-israel-del-jefe-de-policia-caso-ayotzinapa/50000100-4440321
[5] Piden a México condenar los ataques en Israel. https://www.eluniversal.com.mx/nacion/piden-mexico-condenar-los-ataques-en-israel
[6] Andrés Roemer ya tiene orden de aprehensión, pero vive en el paraíso de los prófugos. https://www.m-x.com.mx/al-dia/andres-roemer-ya-tiene-orden-de-aprehension-pero-vive-en-el-paraiso-de-los-profugos
[7] Israel reclama a México por avalar en ONU investigación sobre hechos en Gaza. https://www.forbes.com.mx/israel-reclama-a-mexico-por-avalar-en-onu-investigacion-sobre-hechos-de-gaza/
[8] Ojalá que Israel respete los derechos humanos, dice AMLO sobre caso Zerón. https://politica.expansion.mx/presidencia/2021/07/22/ojala-que-israel-respete-los-derechos-humanos-dice-amlo-sobre-el-caso-zeron
[9] Former Official Wanted by Mexico Takes Refuge in Israel. https://www.nytimes.com/2021/07/15/world/middleeast/israel-mexico-zeron-extradition.html
[10] El boicot turístico a México. Controversias político-diplomáticas a raíz del voto mexicana en la ONU. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2448-65312016000200555
[11] El sionismo, una forma de racismo: cómo nació la resolución 3379. https://www.alainet.org/es/articulo/207689
[12] La matanza de Tlatelolco: el controvertido (y poco conocido) papel de la CIA en el conflicto estudiantil de 1968 en México. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45662739
[13] México envió armas a Israel para ayudarlo a independizarse, revela Miguel Alemán Velasco. (Hijo del expresidente Miguel Alemán) https://www.enlacejudio.com/2019/09/10/mexico-envio-armas-a-israel-para-ayudarlo-a-independizarse-revela-miguel-aleman-velasco/

Publicado por mayorigual

Misógino y racista de profesión, podcaster de pasatiempo. Escritor amateur, incel honorario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comienza
A %d blogueros les gusta esto: